miércoles, 8 de agosto de 2012

¿Robin Hood...?

Está claro que vivimos una época convulsa. Difícil para todos los que no somos banqueros y, por tanto, no podemos aspirar a un rescate ni suave ni fuerte, sino que tenemos que seguir día a día partiéndonos el cobre para intentar sobrevivir con mayores impuestos, menores sueldos y enormes impagados de administraciones públicas y entidades privadas... Pero me parece evidente que hay quien en sus psicopáticos delirios se ha equivocado claramente de siglo...


Ni vivimos en el siglo XIII, ni Sevilla es el Bosque de Sherwood, ni Mercadona es el depravado Sheriff de Nottingham, ni Juan Manuel Sánchez Gordillo y sus secuaces del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores) son Robin Hood, Little John, el Fraile Tuck y demás legendarios compinches.

Robar en supermercados no es propio de héroes, es propio simple y llanamente de chorizos, sea cual sea el destino de lo robado. ¡Qué valentía más grande la de estos prohombres enfrentándose a malvadas y siniestras cajeras de supermercado! ¡Qué hermoso giro lingüístico llamar "expropiación forzosa" a robar, chorizar, mangar, hurtar..!

Este inefable parlamentario andaluz, ínclito padre de la patria, nos ha marcado el camino al infierno. Veremos si a partir de ahora la escena no se repite hasta la saciedad, y si a la dueña y señora de mi vida; malvada y siniestra cajera de otra cadena de hipermercados; no le toca lidiar con alguna...

¿Es este el ejemplo de lucha que nos propone este enajenado para superar la crisis? ¿Saldré hoy a la calle con mi arco y mi carcaj dispuesto a asaetear a quienes decidieron no pagar trabajos ya hechos que hundieron mi estudio de arquitectura? ¿Me plantaré una vistosa pluma en un gorro verde y entraré en una sucursal bancaria golpeando con una vara a los pérfidos cajeros hasta que me entreguen el dinero, que ya me preocuparé yo de repartirlo entre los pobres?

Pues no... Hoy como ayer seguiré trabajando en un pequeño proyecto de arquitectura para unos amigos y preparando las clases del próximo curso. Hoy como ayer, si deseo ayudar a los más necesitados, seguiré rascándome el cada día más famélico bolsillo para separar unos euros con los que colaborar con Cáritas. Este salvapatrias de pacotilla podría plantearse dar un auténtico ejemplo; comprando con su buen sueldo de parlamentario esos alimentos para después repartirlos entre quienes buenamente desee.

Y mientras los demás seguimos luchando por salir de esta sin robar a nadie, exijo como ciudadano andaluz que Juan Manuel Sánchez Gordillo; personaje siniestro donde los haya que siempre ha estado a partir un piñón con proetarras de todo tipo y condición para los que es un auténtico icono (basta bucear un rato por la red para corroborarlo); sea expulsado inmediatamente de la cámara autonómica y sea juzgado junto con sus intrépidos correligionarios como lo que es; un vulgar chorizo... Perdón, presunto chorizo...

viernes, 20 de abril de 2012

El "campechano" cazador blanco...

Muchas cosas se han dicho, escrito y difundido en estos días pasados respecto al accidentado safari del Rey de nuestra España. Hoy mismo hay quien afirma convencido, tras la sucinta disculpa de ayer; "¡Qué campechano es que hasta ha pedido perdón!"

Sinceramente; pienso que lo único que siente este monarca es haberse caído. Esa imprevista circunstancia ha propiciado que nos hayamos enterado, en esta ocasión, de uno de tantos escarceos y escapadas de las que hoy se hace eco buena parte de la prensa europea, en la que se vuelve a poner nombre y apellidos a una asidua acompañante femenina; Carinne Larson.

Con la que está cayendo en un país absolutamente abatido por los cazadores de stock-options y demás salvaje fauna financiera, al "campechano" cazador blanco no se le ocurrió otra cosa que abatir elefantes con el guía más caro del mundo... Y acabar abatido y fracturado por el escalón del baño de su habitación.

Solo porque se ha caído nos hemos enterado de que esta no era ni con mucho la primera vez que el "campechano" cazador blanco visitaba Botsuana con ese afamado guía. Campechano como siempre le hemos visto en una fotografía de 2006 posando con su bien pagado amigo ante un animal formidable convertido en un enorme y patético pedazo de carne al que han colocado la cabeza apoyada contra el tronco de un árbol para no desentonar en tan grandiosa ocasión...


Al "campechano" cazador blanco más que la cadera reparada le duele saber que con su traspiés ha tenido un accidente de caza mucho más grave que el de su nieto en fechas recientes. No se ha disparado en el pie, sino bajo la línea de flotación de la institución a la que representa. Ha abatido; firmemente ayudado por sus yernos, nietos y demás parentela; el pacto de silencio que los medios de comunicación de este país han mantenido respecto a todo lo que tocase a la Familia Real. Un pacto que como decían los medios británicos; los Windsor no se atreverían ni a soñar... Ha abatido la confianza de buena parte de los ciudadanos. Único puntal en el que se asentaba hasta ahora el flagrante anacronismo, en una democracia moderna, que supone el hecho de que lo que confiera a determinado señor la capacidad de representar; no solo al resto de los ciudadanos sino al Estado en sí; sea el haber salido del vientre de determinada señora con la aportación de la semillita de determinado señor...

La afirmación de algunos de que la ciudadanía ya decidió en 1978 la forma de la Jefatura del Estado de este nuestro país con el voto afirmativo a la Constitución, y que no ha lugar a ulteriores reflexiones, es una equivocación... Tan enorme como confundir la España de 1978; en la que se optó por callar y correr un tupido velo sobre muchas cosas con tal de pasar página a casi cuarenta años de dictadura; con la de 2012...

sábado, 28 de enero de 2012

Si hay que ir, se va...

En más de una ocasión he contado en el blog peripecias de una de mis sobrinas. Una niña "mú echá p'alante" con una vitalidad increíble, que empezó a botar como una pelota el día en que nació y seis años después ni ha parado ni da síntoma alguno de que vaya a hacerlo...

Hace unos quince días mi cuñada informó a su niña de que el fin de semana pasado tenían programado pasarlo fuera de Sevilla. Se lo pintó muy bonito. "¡Imagínate qué bien lo vas a pasar con papá, mamá, tu hermana y los primos!". Curiosamente, la niña se quedó con una cara más que seria, no le hizo ni la más mínima ilusión y dejó a su madre sin saber qué le pasaba...

En los días siguientes, cada vez que se hablaba de los planes del dichoso fin de semana, la niña se quedaba muda, sin reaccionar a los intentos de su madre de animarla y con una cara de resignación que parecía decir... "Si hay que ir, se va". Todo un misterio para una niña que disfruta como nadie jugando, corriendo y saltando...

Cuando apenas quedaban veinticuatro horas para la partida, seguía con la misma cara de resignación y su madre ya no pudo aguantar más...

- ¿Se puede saber qué te pasa a ti con el fin de semana que no te hace ninguna ilusión?
- Nada mami, nada...
- ¿Me quieres contar de una vez qué te pasa y por qué no quieres ir?
- Vale mami... Es que estoy "preocupadita" porque como habrá leones y eso, me da un "poquito" de miedo...
- ¿Cómo que habrá leones y eso, pero dónde crees que vamos?
- ¡Pues donde tú me dijiste... A la selva!

Mi cuñada no podía aguantar la risa...

- Así que era eso... No hija no. ¡Yo te dije; a la s-i-e-r-r-a!

Ella, que había estado dispuesta (a pesar de tener "un poquito de miedo") a ir a la "selva" si sus padres le decían que tenía que ir, se quedó bastante más tranquila cuando se enteró de que solo iba a la "sierra". De hecho, en todo el fin de semana no paró. Según llegaron a Almonaster la Real se asilvestró y cuando llamamos por teléfono su tía y yo para fecilitarle por su santo (que coincidía esos días) solo nos pudo atender veinte segundos con grandes voces porque estaba muy ocupada...

- Gracias titos... ¡Os dejo que voy a seguir viendo a los "cochinos"!

Y es que donde estaban comiendo también criaban cerdos... Pobres "cochinos", esos sí que tuvieron que pasar miedo...

jueves, 12 de enero de 2012

¡Que ya quisieran los alemanes...!

Cuenta la leyenda que cuando a finales de 1972 el Ministro de la Vivienda de entonces presentó a Franco las Normas Tecnológicas de Edificación que se habían redactado para modernizar la construcción en nuestro país; actividad en la que se seguían empleando técnicas medievales y en la que la máxima protección de cualquier obrero era el pañuelo con los cabos anudados en la cabeza; le dijo:

"¡Excelencia, tenemos una Normas de Edificación que ya quisieran los alemanes...!"

En buena parte era cierto porque aquellas Normas Tecnológicas de Edificación (NTE) españolas habían nacido de fusilar las normas DIN alemanas. Eran tan buenas y avanzadas que aún hoy los arquitectos e ingenieros seguimos consultándolas, y tan alejadas de la realidad del momento de su publicación (23 de diciembre de 1972) que nunca fueron de obligado cumplimiento, sino "meramente orientativas"...

Y llega 2012 y nos vemos en las mismas. Sin ir más lejos, tenemos una red de aeropuertos en España... ¡Que ya quisieran los alemanes!

Al menos eso parecen seguir pensando la caterva de megalómanos y descerebrados que la han concebido y construido con nuestro dinero.

Ya quisieran los alemanes; que tan solo cuentan con veinticuatro aeropuertos en todo su territorio; disfrutar de los cincuenta y cinco que tenemos en España (más que capitales de provincia), y ser un país tan rico que puede permitirse el lujo de mantener tres aeropuertos sin aviones (Badajoz, Ciudad Real y Castellón) "para que las familias disfruten de pasear por las pistas"; según el ínclito promotor del último de los mencionados.

Ya quisieran los alemanes; que viven obsesionados porque cada uno de sus escasos aeropuertos consiga un tráfico medio de entre 1,5 y 2 millones de pasajeros anuales por cuestiones de rentabilidad; poderse dar el gustazo de mantener abierto y operativo un aeropuerto como el de Huesca por el que en sus cuatro años de historia han pasado una media de ocho pasajeros diarios (2.920 anuales), por el que en todo el mes de noviembre pasado transitaron cuatro pasajeros, después de que en octubre no lo hubiese hecho ninguno.

Ya quisieran los alemanes tener una Justicia tan bondadosa como la nuestra, en la que los animadores, promotores y ejecutores de esa red de infraestructuras aeroportuarias siguen en la calle sin imputación alguna en vez de haber ido derechitos a la cárcel después de haber respondido con todo su patrimonio personal; aunque solo alcanzase para cubrir una mínima parte; por el despilfarro atroz de miles de millones de euros de todos nosotros.



En este país somos así... ¡Ya quisieran los alemanes!... ¿O no?

¡Joder qué país!


P.S. De los cincuenta y cinco aeropuertos españoles; tres no tienen aviones ni visos de que lleguen, nueve son absolutamente ruinosos y solo once presentan balances económicos positivos.

P.S.S. Y ojo con la red de AVE que va por el mismo camino...

sábado, 24 de diciembre de 2011

Feliz Navidad 2011

Una espectacular imagen del telescopio espacial Hubble, de un objeto estelar bellísimo, para desear a todos Feliz Navidad y una gloriosa entrada en el nuevo año 2012. A ver si viene cargado de alegrías, o al menos de esperanzas...


domingo, 4 de diciembre de 2011

Copa Davis 1967

Hace menos de una hora que España ha conquistado la quinta Copa Davis ante un tremendo rival que ha puesto las cosas más que complicadas, nuestra queridísima Argentina...

Hoy ha sido protagonista Rafael Nadal, que ha conseguido el punto definitivo... Y mi suegro Agustín Gómez Zurita, que es un gran hombre, y que vivió una historia increíble hace cuarenta y cuatro años (en 1967); cuando le tocó con el cupón de un periódico de esa época un viaje a Australia para ver la final de la Copa Davis que jugó y perdió España en Brisbane. Fue una peripecia épica que se me ocurrió que podría interesar a algún periodista, ahora que se celebraba la final de la Copa Davis en Sevilla, y acerté. El Diario de Sevilla publica hoy un artículo sobre esa odisea. Mi suegra estaba embarazada, tuvieron que adelantar la boda de su hermana, de la que él era padrino, consiguió un pasaporte de la España franquista en dos días amenazando con un escándalo en el periódico que era el altavoz del régimen...

Una vez allí, después de un viaje con miles de escalas (los aviones no daban para más), vivió la derrota de Manuel Orantes y Manolo Santana al mismo tiempo que pasaba una Navidad lejos de su mujer y sus niños (la única de su vida, según me contaba ayer), y también su cumpleaños (27 de diciembre) en el que Manolo Santana le regaló una pelota con la que habían jugado el partido de dobles que perdieron ante los jugadores locales. Esa pelota se la regaló mi suegro a mi dueña y señora cuando nos casamos (ayer hizo diecisiete años) y la estoy viendo mientras escribo esto.

Para hacerse una idea de lo que supuso ese viaje para mi suegro, y para los otros tres españolitos a los que les tocó y viajaron con él, baste señalar que el billete de avión costó 136.000 pesetas de 1967 (lo que mi suegro ganaba en un año) y que el viaje completo costó más de lo que ganaba en dos años de durísimo trabajo de comercial recorriendo España entera, salvo Cuenca, provincia que conoció después de Australia, hace solo diez años...

Una preciosa historia se mire por donde se mire que podéis leer aquí...

P.S. La de la foto, que acompaña a su padre, es mi dueña y señora, y depositaria de la pelota...

lunes, 21 de noviembre de 2011

Somos madres...

"Somos madres, mantenemos nuestra casa limpia y pura, como todos, trabajamos sin desdén, no hay duda alguna, choferesas, enfermeras, cocineras y modistas, pedagogas, cantantes y hasta artistas, cuentacuentos, albañil y economista. Somos madres. Alguna cana en nuestra sien se nos asoma y lloramos cuando hijo ya mayor nos abandona, nos engaña recibir alguna flor y un achuchón, pero más nos gusta un bolso de Vuitton, sin hacer más comentarios. Somos madres, somos madres, somos madres".

Escuchando lo que antecede, que no sé ni cómo calificar, me parecía estar sufriendo una regresión al tardo-franquismo más rancio... Pero las intérpretes no eran miembros de la Sección Femenina de la Falange entonando orgullosas un himno de batalla en un acto de exaltación del régimen... ¿O sí?

Eran un coro de madres animando un mitin del PP de Valencia en la campaña electoral que acabamos de vivir. Y los dirigentes de ese partido que asistían al acto estaban encantados de la vida con sonrisas de oreja a oreja.

Invito a hacer un análisis pausado de la letra... Y luego, a preocuparse profundamente por el modelo de mujer que nos propone el partido político que ha ganado las elecciones de ayer con tan amplia mayoría absoluta.


Menos mal que lo que ha animado y sigue animando el corazón y la vida de mi madre es el AMOR y no un bolso de Vuitton.